Instantáneas | Sobre el Valle de México

julio 25, 2017 § Deja un comentario

Terminé un periodo vacacional en el que visité el Estado de Hidalgo y CDMX. En blogs separados (Memorias de Apan y Ciudad Palacio) reseñaré mi recorrido por la Ruta del Pulque, los Llanos de Apan y sus alrededores, y la visita a la Ciudad de los cinco lagos.

Como siempre, al final del viaje, la experiencia y la reflexión. Aquí algunas notas aleatorias que recupero de mi cuaderno de apuntes:

IMG_20170715_143423 copy

Hidalgo y la Ruta del Pulque

Visitar Hidalgo y recorrer sus Haciendas Pulqueras es revivir la resaca que dejaron los excesos del Porfiriato y la Revolución; un malestar de una fiesta con champagne que duró poco. Adentrarse a esos pueblos es bajar a pequeños infiernos. No es evidente a simple vista, pero esos parajes aún viven a su modo y permanecen olvidados.

No existen amaneceres como los de Hidalgo: la niebla baja tempranito y coquetea con el verde de los llanos; el sol se levanta valiente, bravo, en estas tierras el astro adquiere un color dramático, sin igual. La mayoría de las nubes de la región son nubes bajas de precipitación: cumulus, stratocumulus y stratus. Los cerros que circundan los valles crean el microclima necesario para el tipo de vegetación; aquí crecen hermosos agaves, cactus y cactáceas de un verde profundo y de grandes dimensiones. El suelo, en la región de los llanos, es de mayoría feozem, cambisol y litosol.

Gran parte de la producción de pulque es acaparado por diversos agiotistas que lo llevan a ciudades cercanas y que, como en tiempos antiguos, es adulterado con agua en su trayecto. Pocas son las personas pueblerinas que aún consumen este maravilloso líquido; gran parte de los propios tlachiqueros son abstemios, hecho que me asombró, ya que erróneamente pensaba que éste era representaba un elemento principal de su nutrición.

IMG_20170717_091426-EFFECTS

CDMX

El rostro de los habitantes de la CDMX es el rostro de Mexico: una raza tan golpeada por el destino que ya no se atreve a levantar la cabeza y mirar a los ojos; y si la levanta, la mirada es de ira hacia sus compatriotas. Increíble vivir en una ciudad y en un país donde temes a los de tu propia raza.

Tolsá, el gran arquitecto español que dio forma a las más emblemáticas construcciones del centro histórico, permanece olvidado. Un recorrido por sus principales obras y sus alrededores dan una idea de la revolución intelectual y artística que se proponía en la época. Hoy, de manera indiferente, las personas caminan delante de La Profesa, el Palacio de Minería o la Catedral sin prestar atención al detalle y riqueza de los edificios.

Las colonias Roma y Condesa son bellísimas: esas esquinas amplias con grandes arcadas que denotan profundidad, ligereza y espacio, donde la luz descansa y la formas dan una perspectiva única de arquitectura y decoración. Es una lástima que en los últimos años estos sectores se hayan convertido en simples espacios mercantiles, modificando y dañando la arquitectura original para adecuar estos usos viles.

La dieta del mexicano no ha cambiado; maíz, chile, frijol siguen siendo los básicos de la nutrición, ahora en forma de tamal, tacos, salsas y atoles. El alto consumo de carne y grasa promueve un alto grado de acidez en el cuerpo. Al final, la alimentación es otro reflejo de la idiosincracia del mexicano: vivir bien, en los excesos; al final, la muerte es amiga y, ya muertos, las ofrendas alimenticias nos seguirán a la tumba.

Anuncios

Etiquetado:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Instantáneas | Sobre el Valle de México en Lying On Sofa.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: